Ir al contenido principal

Hay que ver, ¿cuántos tipos más de bañeras hay?

Tenemos una casa pequeña en la que aprovechar al máximo cada rinconcito es vital, sobre todo, cuando no te gusta ver por medio cualquier trasto o cuando consideras que si no se ve un buen tramo de pared, queda poco tiempo para que empieces a ahogarte.

A la hora de decorar la habitación del bebé, pusimos por delante nuestro gusto por el orden y nos decidimos por comprar una cómoda con bañera integrada, un mueble de la marca MICUNA que podíamos tener perfectamente acondicionado en la habitación de la pequeñaja usándolo además de para el momento del baño, para guardar la ropita y tener a mano geles, esponjas y peines. He de decir que hasta ahora es lo que hemos utilizado. Un mueble similar a éste:



- PROS: Práctico, bonito y no ocupa más espacio que el que tienes destinado a mueble de ropa.

- CONTRAS: la bañera se queda pequeña en muy poco tiempo. Nuestra pequeñaja acaba de cumplir los dos meses y medio y no es un bebé excesivamente grande, pero desde hace algunas semanas ya notamos que tanto sus piececitos como la cabeza rozan los extremos de la bañera. Si se diera el caso, casi no podría ni chapotear (aunque de momento es pronto para que lo haga...).

Además, una vez has terminado el baño tienes que cargar con la bañera hasta el cuarto de baño para tirar el agua por el WC. Eso, o depositar el agua en un cubo que igualmente tienes que transportar (con el peso que conlleva) hasta el cuarto de baño o hasta donde quieras tirarlo.


La opción que barajamos fue comprar una bañera de plástico, de las de toda la vida. Una como ésta:


Los tamaños que hemos visto hasta ahora son todos similares, aunque supongo que será como todo: las habrá más pequeñas, más largas, más hondas...

Ésta es la opción que utilizamos cuando vamos al pueblo.

- PROS: Si se elige una bañera de tamaño considerable, puede durar mucho tiempo. Son la opción más económica (he visto bañeras de este tipo en sitios como IKEA por poco más de 7 euros).

- CONTRAS: En nuestro caso, la incomodidad surge porque tenemos que apoyarla en la cama o en mesas que nos obligan a agacharnos más de la cuenta o de inclinarnos lo suficiente para tener dolor de lumbares al finalizar el baño. Apoyarla en la cama, además, tiene el inconveniente de que a poco que se mueva la pequeñaja, el agua corre el riesgo de verterse sobre el colchón o la toalla y ponerlo perdido...

Además, esta bañera sí o sí, tienes que cargarla para vaciarla.

La cuestión es ¿y en casa?, ¿qué hacemos?

Pues hoy hemos estrenado la tercera opción, la que creo que vamos a emplear hasta que la enana ya no quepa tampoco ahí o tenga ya otras alternativas adaptables al plato de ducha: una bañera de tijera.


- PROS: Esta opción me ha parecido muy práctica, sobre todo porque cuenta con una especie de tubo de plástico que permite echar el agua directamente, por ejemplo, al WC si es que la bañera la has colocado en el cuarto de baño.

- CONTRAS: Aunque se pliega muy fácil y pesa poco, no nos queda más remedio que tenerla detrás de la puerta de la habitación de la pequeñaja, como un trasto más...


¿Y vosotros?, ¿qué tipo de bañera habéis pensado comprar o cuál utilizáis para el baño de vuestros pequeños?

Comentarios

  1. Hola Susana.
    yo tengo un post preparado tambien sobre este tema porque trae cola..jeje
    La bañera cambiador que tenéis me encanta pero la descarto por el tema de trasladar el agua hasta el baño.
    Esa que utilizais para el pueblo me parece que para el dia a dia te mataria la espalda. Y la ultima opción es la que mas me gusta pero es que en mi baño no entra ese trasto a si que de momento he pensado en unas que se ponen encima de la bañera de adultos ya que nosotros usamos el plato ducha del otro baño.¿¿ Las has visto??
    Un saludo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros es que contamos con el añadido de que en casa sólo tenemos plato de ducha, así que todas las opciones 'adaptables a bañera' las tenemos que descartar. Llevamos unos días con la bañera tipo tijera y estoy encantada!

      Eliminar
  2. HOla!!! Te diré que yo tengo la bañera plegable de Stokke http://www.stokke.com/es-es/~/media/048E3E363D79415895AA372EF7F9C250.ashx?mw=759&mh=380

    y estoy encantadísima con ella porque me sirve para su fin, la puedo plegar y guardar sin que ocupe espacio, ponerla sobre cualquier superficie y si me voy de viaje me la llevo!! Los primeros meses utilicé también (bueno, y utilizo) una hamaquita dentro de la bañera para que la peque esté segura y no resbale y listo. Las otras opciones me parecían más aparatosas. Un besín!!

    ResponderEliminar
  3. Esa bañera también estuvo en nuestra lista de 'deseables', pero al final nos fueron regalando que si la cómoda, que si la bañera de tijera...En fin, que al final mira, vamos a acabar probando todos los tipos de bañeras del mercado por no habernos decidido por ésta en el primer momento!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Vivir en un cuarto piso sin ascensor y tener un C3 como coche familiar nos puso las exigencias muy arriba en la tarea de buscar carrito para nuestra pequeñaja, hace ya casi un año. 
Al futuro carrito le pedíamos que se pudiera plegar fácilmente y que, una vez plegado, no ocupase demasiado espacio. Además, considerábamos requisito indispensable que no pesara mucho y que esto facilitara las subidas diarias a casa, con el fin de que no se convirtiera en una pesadilla.
Por supuesto, el dinero. Aunque nuestro carrito fue el regalo de uno de mis cuñados, no queríamos pasarnos en el presupuesto, pues es bien conocido que ciertos carritos ahora 'de moda' pueden llegar a superar los 1.200 euros fácilmente. 
En principio, éstas fueron nuestras coordenadas iniciales. Y tal cual las llevábamos aprendidas, tal cual las encontramos en el NGE, modelo Elegance. Se trata de una marca relativamente nueva, made in Spain, que nos llamó la atención por lo que se parece al Bugaboo, por lo ligero q…

¿Látex o silicona?

Dos o tres meses antes de que la pequeñaja naciera empezamos a almacenar en una caja de mimbre todos los chupetes que nos iban regalando, sin tener aún demasiado claro si se los pondríamos o no ya que muchos especialistas, varios artículos y algunos 'entendidillos' opinan que el chupete puede ocasionar confusión al bebé lactante y hacer que éste acabe rechazando el pecho de la madre.

Nosotros, que somos muy leídos, teníamos en mente listados y listados de artículos que impulsaban la no utilización del chupete para los bebés. Pero, por contra, cada canastilla que nos regalaban traía uno o dos modelos diferentes, más grandes, más pequeños, de colores más vistosos y con dibujos más o menos llamativos...

Cuando nació, optamos las primeras semanas por meterle el dedo meñique en la boca cada vez que lloraba desconsoladamente, intentando tocar con la punta su paladar. Y he de dedir que esto nos funcionó a la perfección hasta que la pequeñaja cumplió su tercera semana, le calmaba una…

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Hace una semana y media detecté en una de las uñas de la mano que la peque parecía  haberse pillado un dedo. El estado que presentaba su uña era como si hubiera sufrido un traumatismo (se hubiera pillado con una puerta, con una silla contra la pared o le hubieran pisado la mano muy fuerte). La uña se le estaba empezando a desprender desde la raíz y el resto tenía un aspecto como levantado.

Le pregunté si se había pillado con algo y me contestó que sí.

No le di más importancia porque por el estado que presentaba, sólo quedaba que se le cayera del todo y ya le naciera la nueva.

Pero al día siguiente, vi que la uña del dedo corazón la tenía igual y a los pocos días, las de la otra mano también. Así que mientras especulaba con mil hipótesis (sin consultar Internet, muchas veces nos creemos pediatras y expertos en medicina, asociando mil males a lo que les pasa a nuestros pequeños): falta de vitaminas, escasez de calcio, dermatitis, etc... cogí cita para el pediatra.

Onicomadesis es la resp…