Horror: piojos

Imagen
Creemos que el calendario escolar es también el calendario de los piojos. Pues es falso. La pediculosis (o como se llama técnicamente a los piojos) puede aparecer en cualquier época del año y a nosotros nos tocó en pleno mes de julio, con el calorazo de la ola de calor africano azotando Madrid, la tentación de un chapuzón en la piscina a la mínima gota de sudor y el deseo de ponerse gorra a la primera de cambio.
Llevábamos un par de días notando que la peque se radicaba mucho la cabeza, pero ya el último día, viéndola que tenía hasta desazón, decidimos llevarla al pediatra, convencidos de que lo que le picaba era un nuevo brote de dermatitis y que las cositas blancas de su cuero cabelludo eran las pieles muertas que aparecían por la misma.
Nada más lejos de la realidad: "Esto son liendres", dijo la pediatra.
Y es que, por lo visto, es muy fácil confundir a los huevos de los piojos con granitos de caspa, pero también la mar de sencillo identificar unos de otros. Aquí, alguna…

Minuto 1

Me gusta describir las cosas. Puede que sea defecto profesional, pero lo hago con todo, desde siempre.

Hace tres meses, cuando nació mi pequeñaja, mi mundo cambió totalmente. Mi forma de verlo, también y, por supuesto, mi forma de describirlo.

Escribí una entrada en mi blog de relatos que me salió del corazón.

Cada vez que la leo y la releo se dibuja en mi cara una sonrisa.

Os la pego aquí por si os apetece echarle un vistazo: http://escriboatientas.blogspot.com.es/2013/10/minuto-1.html

Comentarios

  1. Un relato precioso. Refleja muy bien tu minuto 1 de una nueva vida.
    Un besito!!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest