Ir al contenido principal

Cinco meses

Este febrero tramposo, que sólo tiene 28 días, ha hecho que el cumplemes de la pequeñaja llegue antes. Cinco meses ya, casi casi, estamos cerca de su medio año, y los avances cada vez son más y más graciosos.

Durante este mes hemos observado que es capaz de erguirse y ponerse en ángulo de 45º si tiras de sus manitas cuando está tumbada sobre el sofá, sobre la cama...La encanta sentarse. Nos mira y sonríe. Eso, sin contar, que mientras se está incorporando parece como si sacara la lengua del esfuerzo (parecido a esos hombres que sacan la lengua mientras están clavando clavos en la pared...).

Le gustan mucho los juegos, que le cantemos 'Cinco lobitos', las canciones en general, que su mami le ponga voces cuando le cuenta cuentos y, sobre todo... que hagamos el payaso delante suya. Se parte de risa, se ríe a carcajadas. Tremenda. Y cuanto más haces el payaso, más se ríe. La clave está en exagerar mucho las muecas, los movimientos con la cabeza, los todo...Y como me encanta que se ría, pues no paro de hacer el payaso. A veces incluso del movimiento que hago con la cabeza he llegado a marearme...

Ha aprendido a hacer pedorretas y en lugar de charlar tranquila y animadamente como hacíamos antes, se entretiene en contestarme con pedorretas. Las hace exageradas, salpicando babitas, salpicando hasta leche si es que tiene la boca medio llena...En fin, una guarrada que no quiero imaginarme cómo continuará cuando empecemos a darle los purés...

Ha descubierto que tiene pies y que se los puede alcanzar. Lleva unos tres días cogiéndose los pies mientras está en el baño, dentro del agua. Los agarra con las dos manos y tira de ellos. Supongo que de aquí a que se los acerque a la boca, poco queda ya.

En cuanto a la comida, también ha aprendido a succionar de manera perfecta. Lo hace tan bien que es capaz de vaciarme el pecho en poco más de 5 minutos. En ese tiempo come, saca todo lo que necesita, lo suelta y comienza a jugar.

Le gusta acariciar y además lo hace de manera muy tierna: cuando la tengo sobre mi regazo o cuando ha terminado de mamar, acerca su manita a mi cara y toca mi barbilla y mis mejillas con muuucha delicadeza, como intentando reconocerme, descubriendo mi cara a base de dulces caricias.

Lo que sigue sin aprender es a dormir. Y aunque digan que los niños no aprender a dormir, sino que duermen cuando tienen sueño, sí es cierto que muchas noches, cuando llora y llora y ya llevamos más de una hora intentando que cierre los ojos, nos hemos preguntado si no podíamos nacer todos con un botón de On/OFF, que nos facilitara las cosas por la noche.

Duerme a veces 4 o 5 horas del tirón, pero suelen ser noches contadas. Lo normal continúa siendo que se despierte cada 3 horas. Ella protesta y protesta (sin llorar) hasta que la acerco al pecho y come.

Y lo más gracioso de todo...es que llama nuestra atención con suspiros ruidosos, gritos, grititos y 'Eh, eh' que hacen que su papi y yo nos mondemos de risa y nos derritamos por partes iguales.

Cómo crece, cómo avanza, cómo nos sorprende... y esto, me temo, no ha hecho más que empezar.

Comentarios

  1. Veo que tu peque se parece mucho a la cachorrina en el tema de las noches... nosotros con 7 meses y medio seguimos exactamente igual, esperando que la cosa mejore, aunque no tiene buena pinta!!Leo que la peque está creciendo sana, graciosa y despierta. Qué genial! A seguir disfrutando de ella, porque el tópico de que se pasa volando es cierto!!! Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está hecha una pepona. Tiene unos mofletotes que a veces se le juntan con cuello, jajaja, como los perros pachones! jajaja. Es un amor...salvo por las noches, que podrían clasificarse en regulares, malas o muy malas. Esperamos con impaciencia que alguna empiece a ser buena! Pero me temo que para eso habrá que tener paciencia.

      Eliminar
  2. A partir de esta fase es cuando mas cosas empiezan a hacer,se disfruta mucho viéndoles cambiar y ver que cada día hacen mas cosillas;con las noches paciencia,las mías son muy del estilo a las vuestras,yo sigo confiando en que pasará y algún día dormiremos todos del tirón.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada día está más graciosa. No para de hacer pedorretas y se ríe por cualquier cosa. La verdad es que nos ha salido una niña la mar de simpática.
      Las noches...también son simpáticas...jeje. Habrá que tomárselo con paciencia y, sobre todo, con mucho humor.

      Eliminar
  3. Hola, he visto en el blog de Mama Pata que decías que tenías un carrito de NGE, el elegance. Eres de las pocas referencias que aparecen en google sobre este carrito. Ayer me lo estuvieron enseñando en una tienda, tanto este como el City, y me gustaron bastante por tamaño y, sobre todo, por precio. Me podrías decir tu opinión sobre él? es realmente cómodo de plegar? da buen resultado en cuanto a calidad? hay algo que no te guste de él? qué tal es el tamaño del capazo para el bebé? y de la silla? o aún no la has usado?

    Muchas gracias por tu respuesta,

    Laura

    hiedra1976@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pues la verdad es que tenía pensado hacer una entrada sobre el carrito porque la verdad es que estoy encantada con él. Tiene lo que buscábamos: ligereza, comodidad y fácil plegado. El chasis, al ser de aluminio, pesa poquísimo y yo misma puedo subirlo hasta el cuarto piso (donde vivimos, sin ascensor). De tamaño, también bien y la silla, que acabamos de estrenar, también bien.
      Y si tuviera que destacar algo que no me gusta de él: que quizá es un pelín ancho...
      En fin, que se me queda pendiente el post sobre el carrito. A ver si saco un hueco esta semana y me pongo con él!

      Gracias por pasarte por aquí!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Vivir en un cuarto piso sin ascensor y tener un C3 como coche familiar nos puso las exigencias muy arriba en la tarea de buscar carrito para nuestra pequeñaja, hace ya casi un año. 
Al futuro carrito le pedíamos que se pudiera plegar fácilmente y que, una vez plegado, no ocupase demasiado espacio. Además, considerábamos requisito indispensable que no pesara mucho y que esto facilitara las subidas diarias a casa, con el fin de que no se convirtiera en una pesadilla.
Por supuesto, el dinero. Aunque nuestro carrito fue el regalo de uno de mis cuñados, no queríamos pasarnos en el presupuesto, pues es bien conocido que ciertos carritos ahora 'de moda' pueden llegar a superar los 1.200 euros fácilmente. 
En principio, éstas fueron nuestras coordenadas iniciales. Y tal cual las llevábamos aprendidas, tal cual las encontramos en el NGE, modelo Elegance. Se trata de una marca relativamente nueva, made in Spain, que nos llamó la atención por lo que se parece al Bugaboo, por lo ligero q…

¿Látex o silicona?

Dos o tres meses antes de que la pequeñaja naciera empezamos a almacenar en una caja de mimbre todos los chupetes que nos iban regalando, sin tener aún demasiado claro si se los pondríamos o no ya que muchos especialistas, varios artículos y algunos 'entendidillos' opinan que el chupete puede ocasionar confusión al bebé lactante y hacer que éste acabe rechazando el pecho de la madre.

Nosotros, que somos muy leídos, teníamos en mente listados y listados de artículos que impulsaban la no utilización del chupete para los bebés. Pero, por contra, cada canastilla que nos regalaban traía uno o dos modelos diferentes, más grandes, más pequeños, de colores más vistosos y con dibujos más o menos llamativos...

Cuando nació, optamos las primeras semanas por meterle el dedo meñique en la boca cada vez que lloraba desconsoladamente, intentando tocar con la punta su paladar. Y he de dedir que esto nos funcionó a la perfección hasta que la pequeñaja cumplió su tercera semana, le calmaba una…

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Hace una semana y media detecté en una de las uñas de la mano que la peque parecía  haberse pillado un dedo. El estado que presentaba su uña era como si hubiera sufrido un traumatismo (se hubiera pillado con una puerta, con una silla contra la pared o le hubieran pisado la mano muy fuerte). La uña se le estaba empezando a desprender desde la raíz y el resto tenía un aspecto como levantado.

Le pregunté si se había pillado con algo y me contestó que sí.

No le di más importancia porque por el estado que presentaba, sólo quedaba que se le cayera del todo y ya le naciera la nueva.

Pero al día siguiente, vi que la uña del dedo corazón la tenía igual y a los pocos días, las de la otra mano también. Así que mientras especulaba con mil hipótesis (sin consultar Internet, muchas veces nos creemos pediatras y expertos en medicina, asociando mil males a lo que les pasa a nuestros pequeños): falta de vitaminas, escasez de calcio, dermatitis, etc... cogí cita para el pediatra.

Onicomadesis es la resp…