Destete tras una lactancia "prolongada"

Imagen
¿Qué es una lactancia prolongada? Prolongar significa alargar... y partiendo de esa base, la nuestra está siendo una lactancia prolongada, que hemos alargado más allá de los 24 meses, los dos años, los terribles dos años. Y es que somos muy obedientes y nos tomamos muy en serio las recomendaciones tanto de la AEPED (Asociación Española de Pediatría) y de la OMS (Organización Mundial de la Salud). Esta primera, afirma que, si bien "prolongar significa hacer que algo dure más tiempo de lo normal o establecido, el empleo de este término puede hacer pensar que la lactancia en niños mayores de un año se considera como algo que está 'más allá de las recomendaciones', cuando en realidad es un objetivo en salud materno-infantil.

En España y en mi círculo más próximo, dar el pecho más allá de los seis primeros meses ya es toda una proeza. No conozco muchas mamás que hayan decidido hacerlo. Las más, quizá llegan a los seis o incluso a los siete, pero hacerlo hasta los nueve ya es …

Nuestro método Padre

Una de nuestras asignaturas pendientes sigue siendo el sueño. Y es que, a punto de cumplir su primer añito, la pequeñaja sigue durmiento fatal de los fatales.

Ir a dormir es una guerra: con lloros, rabietas y desesperaciones varias. Y una vez se ha dormido, sólo cabe contar las horas que restan para que se despierte la primera vez, la segunda...y a veces hasta la sexta o la séptima.

Así que, ojerosos y meditabundos, leyendo varias experiencias al respecto en la blogosfera maternal, decidimos probar el método Padre.

Llevamos un mes...y entre las mejoras podemos cifrar...que yo que soy la mami, duermo mejor. Y el papi, que es quien se levanta en la madrugada, duerme peor.

Según mi marido, los despertares de la enana, aunque siguen siendo muchos, son también más cortos.
Habrá que creerle. Si lo dice, por será verdad...

...Seguiremos informando!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest