¿Exigimos al mayor más de lo que deberíamos?

Sirvan estas líneas para inaugurar la nueva entrada del nuevo año... ¡Feliz 2019!, que espero hayáis comenzado con buen pie. En casa lo hemos estrenado de la misma manera de la que lo terminamos: con virus.Primero fue la mayor, luego caí yo y para estrenar este 2019, la peque ha sido la que ha continuado la racha. Nada preocupante, pero molesto, muy molesto.Y esto nos lleva a una pequeña reflexión, porque mientras la mayor estuvo malita, con vómitos, fiebre, malestar en general, dolor de tripa, etc..., se sentía segura, acompañada, mimada... y notar esto y que te diga si la vas a cuidar siempre, te da que pensar. Sobre todo porque quizá desde que nació su hermana hace un año y medio no la hemos prestado toda la atención que se merece. ¡Que sólo tiene 5 años! Puede que a veces se nos olvide y la exijamos más de lo que debemos. Mientras le pedimos cosas, aunque pensamos que estamos favoreciendo su autonomía y que le estamos otorgando la categoría inigualable de hermana mayor, puede que …

Nuestro método Padre

Una de nuestras asignaturas pendientes sigue siendo el sueño. Y es que, a punto de cumplir su primer añito, la pequeñaja sigue durmiento fatal de los fatales.

Ir a dormir es una guerra: con lloros, rabietas y desesperaciones varias. Y una vez se ha dormido, sólo cabe contar las horas que restan para que se despierte la primera vez, la segunda...y a veces hasta la sexta o la séptima.

Así que, ojerosos y meditabundos, leyendo varias experiencias al respecto en la blogosfera maternal, decidimos probar el método Padre.

Llevamos un mes...y entre las mejoras podemos cifrar...que yo que soy la mami, duermo mejor. Y el papi, que es quien se levanta en la madrugada, duerme peor.

Según mi marido, los despertares de la enana, aunque siguen siendo muchos, son también más cortos.
Habrá que creerle. Si lo dice, por será verdad...

...Seguiremos informando!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest