¿Exigimos al mayor más de lo que deberíamos?

Sirvan estas líneas para inaugurar la nueva entrada del nuevo año... ¡Feliz 2019!, que espero hayáis comenzado con buen pie. En casa lo hemos estrenado de la misma manera de la que lo terminamos: con virus.Primero fue la mayor, luego caí yo y para estrenar este 2019, la peque ha sido la que ha continuado la racha. Nada preocupante, pero molesto, muy molesto.Y esto nos lleva a una pequeña reflexión, porque mientras la mayor estuvo malita, con vómitos, fiebre, malestar en general, dolor de tripa, etc..., se sentía segura, acompañada, mimada... y notar esto y que te diga si la vas a cuidar siempre, te da que pensar. Sobre todo porque quizá desde que nació su hermana hace un año y medio no la hemos prestado toda la atención que se merece. ¡Que sólo tiene 5 años! Puede que a veces se nos olvide y la exijamos más de lo que debemos. Mientras le pedimos cosas, aunque pensamos que estamos favoreciendo su autonomía y que le estamos otorgando la categoría inigualable de hermana mayor, puede que …

Su primer año

Tarareo la canción de Amaral una y otra vez, una y otra vez

("Sólo queda una vela
encendida en medio de la tarta
y se quiere consumir...")

Una sola vela es la que tenía hoy nuestra tarta...y lo que se han consumido visto y no visto han sido las horas del día; casi tan rápido como el primer año de nuestra pequeñaja.

No he sido capaz de no rememorar cada uno de los minutos de aquel 1 de octubre de 2013. Con todas sus contracciones, sus emociones, sus miedos, el no dormir desde el día anterior...y sobre todo, ese momento en que vi cómo salía pegajosa y llenita de sangre y encontraba la paz apoyadita sobre mi pecho.

Llegadas las 14:08 de hoy, tampoco he podido evitar emocionarme, recordando que mi hija acaba de cumplir su primer año. 365 duros días repletos de mucho amor, de sonrisas que llenan el alma y de un sentimiento difícil de explicar.

Como me ha dicho hoy una amiga: "Esto no lo sabe quien no lo ha vivido nunca".

Pues eso, que la pequeñaja acaba de cumplir un año y esta mamiprimi también.

Cositas que destacar:

- El más destacable...es que ya anda. Se pasea sola por toda la casa y se entretiene palpando las paredes, abriendo cajones a diestro y siniestro y sacando las cosas cual ladron a domicilio, o persiguiendo a la gata.
- Su lenguaje...es muy salao aún. Su vocabulario se limita a: mama, papa, aba (agua), guaguau (perro, peluche, conejo...), pipi (pajaritos), tita (gatita), quiu (coches, camiones o todo objeto que vea que se mueve).
- Le encanta bailotear, hacer como que sopla y enseñar su dedito índice muy tieso para mostrar que ya tiene un año.
- Sigue siendo simpatiquísima y sociable. Le gusta saludar con la manita a la gente y sobre todo a los niños.
- Sigue comiendo fenomenal y durmiendo regular (el método padre continúa pero los resultados están tardando en verse del todo).

¡Felicidades pequeñaja!

Comentarios

  1. Felicidades a la peque y a vosotros por ese primer añito! hace mucha ilusion celebrar el primer cumpleaños jeje
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, pues sí que hace ilusión... Es que es su primer añito!! A partir de aquí, aunque todos sean diferentes, son repeticiones...

      Eliminar
  2. Arrrrrg he hecho un comentario larguísimo y se ha borrado así que resumo..¡¡Felicidadessss a las 2! En un mes el Pingüino cumple también un mes.
    Tienes tanta razón en todo lo que dices, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, qué faena por el larguísimo comentario desaparecido! Muchas gracias por la felicitación. Un beso

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest

Nuestro carrito: el NGE Elegance