Horror: piojos

Imagen
Creemos que el calendario escolar es también el calendario de los piojos. Pues es falso. La pediculosis (o como se llama técnicamente a los piojos) puede aparecer en cualquier época del año y a nosotros nos tocó en pleno mes de julio, con el calorazo de la ola de calor africano azotando Madrid, la tentación de un chapuzón en la piscina a la mínima gota de sudor y el deseo de ponerse gorra a la primera de cambio.
Llevábamos un par de días notando que la peque se radicaba mucho la cabeza, pero ya el último día, viéndola que tenía hasta desazón, decidimos llevarla al pediatra, convencidos de que lo que le picaba era un nuevo brote de dermatitis y que las cositas blancas de su cuero cabelludo eran las pieles muertas que aparecían por la misma.
Nada más lejos de la realidad: "Esto son liendres", dijo la pediatra.
Y es que, por lo visto, es muy fácil confundir a los huevos de los piojos con granitos de caspa, pero también la mar de sencillo identificar unos de otros. Aquí, alguna…

Su primer año

Tarareo la canción de Amaral una y otra vez, una y otra vez

("Sólo queda una vela
encendida en medio de la tarta
y se quiere consumir...")

Una sola vela es la que tenía hoy nuestra tarta...y lo que se han consumido visto y no visto han sido las horas del día; casi tan rápido como el primer año de nuestra pequeñaja.

No he sido capaz de no rememorar cada uno de los minutos de aquel 1 de octubre de 2013. Con todas sus contracciones, sus emociones, sus miedos, el no dormir desde el día anterior...y sobre todo, ese momento en que vi cómo salía pegajosa y llenita de sangre y encontraba la paz apoyadita sobre mi pecho.

Llegadas las 14:08 de hoy, tampoco he podido evitar emocionarme, recordando que mi hija acaba de cumplir su primer año. 365 duros días repletos de mucho amor, de sonrisas que llenan el alma y de un sentimiento difícil de explicar.

Como me ha dicho hoy una amiga: "Esto no lo sabe quien no lo ha vivido nunca".

Pues eso, que la pequeñaja acaba de cumplir un año y esta mamiprimi también.

Cositas que destacar:

- El más destacable...es que ya anda. Se pasea sola por toda la casa y se entretiene palpando las paredes, abriendo cajones a diestro y siniestro y sacando las cosas cual ladron a domicilio, o persiguiendo a la gata.
- Su lenguaje...es muy salao aún. Su vocabulario se limita a: mama, papa, aba (agua), guaguau (perro, peluche, conejo...), pipi (pajaritos), tita (gatita), quiu (coches, camiones o todo objeto que vea que se mueve).
- Le encanta bailotear, hacer como que sopla y enseñar su dedito índice muy tieso para mostrar que ya tiene un año.
- Sigue siendo simpatiquísima y sociable. Le gusta saludar con la manita a la gente y sobre todo a los niños.
- Sigue comiendo fenomenal y durmiendo regular (el método padre continúa pero los resultados están tardando en verse del todo).

¡Felicidades pequeñaja!

Comentarios

  1. Felicidades a la peque y a vosotros por ese primer añito! hace mucha ilusion celebrar el primer cumpleaños jeje
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, pues sí que hace ilusión... Es que es su primer añito!! A partir de aquí, aunque todos sean diferentes, son repeticiones...

      Eliminar
  2. Arrrrrg he hecho un comentario larguísimo y se ha borrado así que resumo..¡¡Felicidadessss a las 2! En un mes el Pingüino cumple también un mes.
    Tienes tanta razón en todo lo que dices, besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, qué faena por el larguísimo comentario desaparecido! Muchas gracias por la felicitación. Un beso

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest