Cogerle el gusto a la comida

Imagen
Tenemos toda la equipación para salir airosas en la introducción de la alimentación complementaria de la pequeña: tenemos cuchara de plástico, de un tamaño lo suficientemente pequeño como para que le quepa en la boca y no le haga daño, tenemos plato/cuenco hondo, tenemos trona (la evolutiva de Jané) y tenemos babero...
Ahora bien, ¿Es necesario todo este despliegue para dar de comer a un bebé de seis meses y medio? Está claro que no. Porque hasta para darles de comer fruta, no hace ni falta un triturador: la peque se come el plátano que da gusto: chafado con un tenedor, chupeteándolo con sus encías... También los gajos de naranja y mandarina. 
Pero no, nosotros no somos 100% de baby led weaning...
Sobra decir aquí que come con cuchara, que sólo hemos probado a hacer blw con la fruta y alguna que otra judía verde y que tratamos de variar el menú de cada día con diferentes combinaciones de verduras y pollo, verduras y arroz, arroz con pavo...y verduras... además de la fruta, que altern…

Año y medio

Hace 18 meses que nació la peque y aunque dicen que en el primer año es cuando los bebés experimentan mayores cambios y más significativos, no me negaréis que es pasado el número 12, estos son más "graciosos".

Ahora, ya más niña y menos bebé, es capaz de comerse un yogurt con cuchara, embadurnarse con èl en el recorrido que hace la cuchara desde el recipiente a su boca y afirmar con la cabeza que está muy rico.

Sigue siendo muy inquieta. Le pirran los cajones, las puertas, los armarios, los bolsos..., en general, todo aquello que pueda abrir y tras lo que pueda descubrir mil y una cosas que sacar y tirar por el suelo.
Mientras más trastos haya, más a gusto se siente. Si yo creo que alguna vez ¡la he oído hasta suspirar!

Come bien y de todo y es super expresiva: para indicarnos sorpresa, se tapa la boca con la mano y ya su mami se imagina un bocadillo que sale de su cabeza donde puede leerse algo así como "¡Ay, mi madre!".

Identifica sus partes del cuerpo y las de su interlocutor e incluso las de un dibujo de un niño/a sobre un papel. Creo además qye éste es un buen ejercicio para que vayan tomando consciencia de su cuerpo e identifiquen qué es nariz, ojos, boca o qué quiere decir mamá cuando le dice que se lave las manitas después del parque. Aún le cuesta.un poco diferenciar cuello de culo, pero todo se andará...Más adelante os explicaré cómo empezamos con esto...

Con fichas sacadas de Internet y luego con goma eva he ido haciendo poco a poco varios animales de granja. Me salieron tan graciosos que me vine a arriba y he hecho hasta un león, o sea que de granja granja granja no son, pero nos estàn sirviendo muy bien para enseñarle a la peque los sonidos que hace cada uno.

Ahora es muy gracioso pasear con ella por la calle y escucharla que eso es un "pitu pitu pitu" (pájaro), eso un "miauuuu" (evidentemente, un gato) o el típico "guauguau".

Paseamos y me señala los "nenes" que va viendo por la calle o los "cheches" (coches) y con expresivos "aaallaaaa", me señala objetos altos, gruesos o que simplemente le han llamado la atención.

Dice "shashas" (gracias) cuando le doy algo que pide y te dice "ño" cuando no lo quiere. Pide "cheche" (leche), "miñón" (jamón o melón, según señale), "aba" (agua), "pito" (aspito), "to" (señalàndose con el dedo el interior de la boca, lo cual significa que quiere un quesito)...

Y lo más importante de todo, sin desmerecer lo anterior, es que poco a poco estamos introduciendo el orinal en su maravilloso mundo de rutinas. En tres días, el pipí de después de la siesta ya lo hace ahí. Y aunque la primera vez y la segunda se llevó las manos a laboca indicando el "Ay, mi madre" que os he explicado antes, con nuestros consiguientes aplausosy saltos alegría, ahoraha pasadode aplaudirse ella misma a ni tan siquiera sorprenderse. Dice "no" con lacabeza, se levanta y pide papel para limpiarse...

Esto marcha.

Comentarios

  1. Que graciosa y simpática!! Es una etapa preciosa y .muy divertida. Tenemos q exprimir cada momento con nuestros peques!!un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una etapa agotadora pero muy muy divertida!. Hay veces que tenemos que procurar que no nos vea reírnos, porque entonces la regañina pierde autoridad..., jeje.

      Gracias por pasarte por el blog!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

¿Látex o silicona?