Cosas que olvidarás (olvidaremos) de cuando eras bebé

Pasan los meses a la velocidad del rayo. Tan lentos las últimas semanas cuando te esperábamos y tan veloces estos primeros a tu lado... Qué le vamos a hacer, dicen que es ley de vida y que a medida que crecéis, mayor es la sensación de que el tiempo pasa volando.En nada, te plantas en tu primer cumpleaños como si nada y ya casi habremos olvidado tus gorgoritos de las primeras noches en casa. Esos ruiditos extraños que nunca supimos bien si se debían a tu rinitis de nacimiento o a que todos los bebés en sus primeros días de vida es normal que hagan. Tu olor al nacer, el que se quedó contigo los primeros días y el que grabé a fuego como un recuerdo precioso, también se diluirá entre esos otros olores a bebé que ayudan a potenciar las cremas hidratantes, la colonia y hasta las babas que sueltas.No se me olvidará, sin embargo, lo que sentí cuando te pusieron encima de mí plagada de vérnix: calor. Estabas muy calentita y en mi cabeza sólo cabía que tenía que arroparte más, que no quería qu…

DIY: Canastilla de bebé

En un abrir y cerrar de ojos, resulta que tengo nada menos que tres amigas que serán mamás entre la última semana de noviembre y la segunda de diciembre. Puestos a pensar, optaría por regalarles cosas super prácticas, pequeños detallitos que a mí me dieron la vida cuando la peque era más peque:

- cambiador portátil
- muselinas
- bodys con corchetes laterales
- doudou

Pero como una le ha cogido gustillo a esto de la máquina de coser y además es algo apañada, me he aventurado a hacer regalos made in me, así que una toalla, toallitas para los vómitos, un cambiador portátil y quizá un pequeño estuchito, serán los regalitos de mi canastilla.

Lo primero que tengo ya listo es un cambiador portátil.

La forma del patrón podéis sacarla de cualquiera que tengáis en casa o incluso de algún modelo de internet.

Como materiales: muletón acolchado y con uno de los lados impermeables, tela bonita, cinta bies para el borde, un botón, hilo y máquina de coser...ah, y muchas ganas de equivocarte, hacer, deshacer y volver a empezar de nuevo.

Ayer, que compré felpa amarilla y varias telas, se me ocurrió que el siguiente proyecto va a ser una toalla... Ya os contaré cómo me ha quedado.


El resultado final ha sido éste (con Bepanthol incluido, para que no le falte cremita por si se le irrita el culete al bebé):


Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

¿Látex o silicona?

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'