Cogerle el gusto a la comida

Imagen
Tenemos toda la equipación para salir airosas en la introducción de la alimentación complementaria de la pequeña: tenemos cuchara de plástico, de un tamaño lo suficientemente pequeño como para que le quepa en la boca y no le haga daño, tenemos plato/cuenco hondo, tenemos trona (la evolutiva de Jané) y tenemos babero...
Ahora bien, ¿Es necesario todo este despliegue para dar de comer a un bebé de seis meses y medio? Está claro que no. Porque hasta para darles de comer fruta, no hace ni falta un triturador: la peque se come el plátano que da gusto: chafado con un tenedor, chupeteándolo con sus encías... También los gajos de naranja y mandarina. 
Pero no, nosotros no somos 100% de baby led weaning...
Sobra decir aquí que come con cuchara, que sólo hemos probado a hacer blw con la fruta y alguna que otra judía verde y que tratamos de variar el menú de cada día con diferentes combinaciones de verduras y pollo, verduras y arroz, arroz con pavo...y verduras... además de la fruta, que altern…

Nuestra operación pañal: libros educativos

Creo que no me aventuro demasiado si afirmo que vamos viento en popa con nuestra operación pañal.

Salvo por la noche, que se lo seguimos manteniendo, el resto del día permanece sólo con braguitas y pide caca y pis sin ningún problema. De hecho, si coincide que cuando le entran ganas vamos en el coche o no podemos ponerla para que evacúe, le pedimos que aguante un poquito hasta que encontremos un lugar en el que poder hacerlo y nos contesta "sí, mami" o "sí, papi". Cielito de criatura...

Pero en esta ocasión quería contar lo chulos que son algunos libros que algunas editoriales publican para ayudar a los peques a ir dejando el pañal de una forma natural y con el ejemplo de graciosos personajes que les animan a ello. En concreto, os quería hablar del que tenemos en casa, que nos regalaron por el segundo cumple de la peque y que ha sido todo un éxito, porque cada vez que va ella sola al orinal y hace pis o caca, grita "¡Como el ratón!".

Se trata del libro '¿Puedo mirar tu pañal?', de la editorial SM, en el que un ratón muy curioso, que se entretiene día y noche en rebuscar por todos los rincones, dentro de las botellas, en los agujeros...por si encuentra algo interesante con lo que sorprenderse.

Ratón ("Tatón" para nuestra pequeñaja) tiene un montón de amigos que aún llevan pañal: el cerdo, la vaca, el caballo, el perro, la cabra... y dado que le parece curioso que lo tengan, se dedica a bajarles uno a uno el pañal (y aquí es donde viene la parte divertida, porque está hecho de tal manera que el niño es quien puede dedicarse a bajarles el pañal para ver la caca de cada uno).

Al final, todos los amigos de Ratón le preguntan si también ellos pueden ver su pañal y, al bajarlo, se dan cuenta de que está limpísimo.

¿La razón?: que Ratón lo hace todo en el orinal.

Así que..., ¿por qué no probarlo como él?

En cuanto lo vimos, nos pareció divertidísimo que la pequeñaja pudiera ir viendo uno a uno todos los pañales y parece que, casi dos meses después de que nos lo dieran, el cuento le ha calado de tal manera, que quiere ser como Ratón...y no como sus amigos los animales.

100% recomendable.

Comentarios

  1. Es una buena idea utilizar los cuentos para la operación pañal. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Desde el primer momento hemos visto que ayuda mucho. De hecho, cuando va ella sola al orinal dice que lo hace igual que el 'Tatón'. Gracias por pasarte y comentar!

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

¿Látex o silicona?