Horror: piojos

Imagen
Creemos que el calendario escolar es también el calendario de los piojos. Pues es falso. La pediculosis (o como se llama técnicamente a los piojos) puede aparecer en cualquier época del año y a nosotros nos tocó en pleno mes de julio, con el calorazo de la ola de calor africano azotando Madrid, la tentación de un chapuzón en la piscina a la mínima gota de sudor y el deseo de ponerse gorra a la primera de cambio.
Llevábamos un par de días notando que la peque se radicaba mucho la cabeza, pero ya el último día, viéndola que tenía hasta desazón, decidimos llevarla al pediatra, convencidos de que lo que le picaba era un nuevo brote de dermatitis y que las cositas blancas de su cuero cabelludo eran las pieles muertas que aparecían por la misma.
Nada más lejos de la realidad: "Esto son liendres", dijo la pediatra.
Y es que, por lo visto, es muy fácil confundir a los huevos de los piojos con granitos de caspa, pero también la mar de sencillo identificar unos de otros. Aquí, alguna…

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Hace una semana y media detecté en una de las uñas de la mano que la peque parecía  haberse pillado un dedo. El estado que presentaba su uña era como si hubiera sufrido un traumatismo (se hubiera pillado con una puerta, con una silla contra la pared o le hubieran pisado la mano muy fuerte). La uña se le estaba empezando a desprender desde la raíz y el resto tenía un aspecto como levantado.

Le pregunté si se había pillado con algo y me contestó que sí.

No le di más importancia porque por el estado que presentaba, sólo quedaba que se le cayera del todo y ya le naciera la nueva.

Pero al día siguiente, vi que la uña del dedo corazón la tenía igual y a los pocos días, las de la otra mano también. Así que mientras especulaba con mil hipótesis (sin consultar Internet, muchas veces nos creemos pediatras y expertos en medicina, asociando mil males a lo que les pasa a nuestros pequeños): falta de vitaminas, escasez de calcio, dermatitis, etc... cogí cita para el pediatra.

Onicomadesis es la respuesta a sus uñas.



Se trata de uno de los efectos posteriores que presenta el virus boca-mano-pie (del que ya os hablé en esta entrada) y que se caracteriza por la separación o despliegue de la uña.

Tras pasar el virus, a las 6-8 semanas según nos ha indicado la pediatra, es posible que una, dos o varias uñas se vayan cayendo. A veces, en algunos niños, la onicomadesis aparece en las 20 uñas (manos y pies las acaban renovando) y el aspecto es el que en primer lugar nos hizo sospechar de que la peque había sufrido algún golpetón en las manitas.

A veces se cree que su aspecto se debe a hongos o, como también sospechamos, a falta de calcio. Pero nada más lejos de la realidad. Es otra consecuencia del virus.

La solución pasa por tener paciencia y dejar pasar el tiempo: las uñas van creciendo y se caen solas, dejando en su lugar, la uña nueva que va creciendo detrás. Ni hay que aplicar ungüentos ni cremas ni nada. También es preferible dejarlas al aire, aunque si observásemos que se desprende tanto que puede llegar a enganchársela con algo, siempre es mejor tapar para evitar que se hagan daño.

Os dejo a continuación algunos enlaces que desarrollan muy bien este tema y de una manera más completa por si os ocurre, que sepáis qué es:

- DIARIO DE UNA MAMÁ PEDIATRA

- CUANDO LAS UÑAS SE CAEN: LA ONICOMADESIS

- ONICOMADESIS EN NIÑOS

Comentarios

  1. Qué nombre más raro! Mi hijo tuvo el virus boca mano pie pero no tuvo esto de las uñas que comentas. Gracia spro la información, porque siempre viene bien saber un poco más de lo que les pasa a nuestros pequeños

    ResponderEliminar
  2. Mi hija de 6 años paso el virus boca mano pie hace aprox 1 mes o asi y hoy me di cuenta de k tiene 2 uñas levantadas desde la raiz,puede ser que sea dl virus xk ya les digo k lo paso y hace aprox 1 mes,estoy asustadisima,ayundenme xfavor!un saludo de antemano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, seguramente sea un 'efecto secundario' del virus. Consulta de todas maneras con tu pediatra. A nosotras nos pasó alrededor de tres semanas después de superar el virus y prácticamente todas las uñas de las dos manos se le levantaron desde la raiz hasta que finalmente se cayeron.

      No hay tratamiento específico para ello ni hay que tocar esas uñas porque probablemente les duela. Si acaso, tapar el dedito más afectado con una tirita para evitar que la uña que esté a punto de caerse se enganche con la ropa o cualquier otra cosa...y ya está. Hidratar las manos con el mismo body milk que se use para después del baño y esperar... Al final todas las uñas vuelven a crecer sanas, sólo hay que tener un poco de paciencia.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest