Horror: piojos

Imagen
Creemos que el calendario escolar es también el calendario de los piojos. Pues es falso. La pediculosis (o como se llama técnicamente a los piojos) puede aparecer en cualquier época del año y a nosotros nos tocó en pleno mes de julio, con el calorazo de la ola de calor africano azotando Madrid, la tentación de un chapuzón en la piscina a la mínima gota de sudor y el deseo de ponerse gorra a la primera de cambio.
Llevábamos un par de días notando que la peque se radicaba mucho la cabeza, pero ya el último día, viéndola que tenía hasta desazón, decidimos llevarla al pediatra, convencidos de que lo que le picaba era un nuevo brote de dermatitis y que las cositas blancas de su cuero cabelludo eran las pieles muertas que aparecían por la misma.
Nada más lejos de la realidad: "Esto son liendres", dijo la pediatra.
Y es que, por lo visto, es muy fácil confundir a los huevos de los piojos con granitos de caspa, pero también la mar de sencillo identificar unos de otros. Aquí, alguna…

Elegir carrito de bebé

La cuestión de qué carrito elegir cuando esperas un bebé es uno de esos debates que se forman en torno a mil productos que antes de quedarte embarazada desconocías. Ni habías oído hablar de marcas como Stokke, Bugaboo o Inglesina y tu preocupación simplemente se limitaba a qué color de capota te gustaba más para tu churumbel o si se convertía en silla de paseo una vez que el nene es ya más grandecito y no hace falta que vaya tumbado.

En nuestro caso, con nuestra peque, buscamos y rebuscamos lo suficiente (no demasiado) como para decantarnos por el modelo Elegance de NGE, unos carritos nuevos que venían con todo el pack incorporado (Maxicosi, saco térmico, capota de lluvia, sombrilla, capazo e incluso bolso). Lo escribí aquí.

Y con la nueva peque que viene en camino creo que al final aprovecharemos el mismo carro. No está tan mal como para andar cambiando. Aunque si tengo que ser sincera, hemos valorado muy seriamente cambiarnos a Bugaboo, apostando por el Modelo Bee: liquero, compacto e ideal para transitar por la ciudad.

Por si a alguien le sirve de orientación, el nuestro, el que tuvimos y que mantendremos con total seguridad, reúne en varias piezas lo que creemos que aporta ni más ni menos lo que se necesita para un bebé desde que nace hasta que ya camina y sólo precisa de la silla para ratos cortos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest