Cogerle el gusto a la comida

Imagen
Tenemos toda la equipación para salir airosas en la introducción de la alimentación complementaria de la pequeña: tenemos cuchara de plástico, de un tamaño lo suficientemente pequeño como para que le quepa en la boca y no le haga daño, tenemos plato/cuenco hondo, tenemos trona (la evolutiva de Jané) y tenemos babero...
Ahora bien, ¿Es necesario todo este despliegue para dar de comer a un bebé de seis meses y medio? Está claro que no. Porque hasta para darles de comer fruta, no hace ni falta un triturador: la peque se come el plátano que da gusto: chafado con un tenedor, chupeteándolo con sus encías... También los gajos de naranja y mandarina. 
Pero no, nosotros no somos 100% de baby led weaning...
Sobra decir aquí que come con cuchara, que sólo hemos probado a hacer blw con la fruta y alguna que otra judía verde y que tratamos de variar el menú de cada día con diferentes combinaciones de verduras y pollo, verduras y arroz, arroz con pavo...y verduras... además de la fruta, que altern…

Elegir carrito de bebé

La cuestión de qué carrito elegir cuando esperas un bebé es uno de esos debates que se forman en torno a mil productos que antes de quedarte embarazada desconocías. Ni habías oído hablar de marcas como Stokke, Bugaboo o Inglesina y tu preocupación simplemente se limitaba a qué color de capota te gustaba más para tu churumbel o si se convertía en silla de paseo una vez que el nene es ya más grandecito y no hace falta que vaya tumbado.

En nuestro caso, con nuestra peque, buscamos y rebuscamos lo suficiente (no demasiado) como para decantarnos por el modelo Elegance de NGE, unos carritos nuevos que venían con todo el pack incorporado (Maxicosi, saco térmico, capota de lluvia, sombrilla, capazo e incluso bolso). Lo escribí aquí.

Y con la nueva peque que viene en camino creo que al final aprovecharemos el mismo carro. No está tan mal como para andar cambiando. Aunque si tengo que ser sincera, hemos valorado muy seriamente cambiarnos a Bugaboo, apostando por el Modelo Bee: liquero, compacto e ideal para transitar por la ciudad.

Por si a alguien le sirve de orientación, el nuestro, el que tuvimos y que mantendremos con total seguridad, reúne en varias piezas lo que creemos que aporta ni más ni menos lo que se necesita para un bebé desde que nace hasta que ya camina y sólo precisa de la silla para ratos cortos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

¿Látex o silicona?