Cosas que olvidarás (olvidaremos) de cuando eras bebé

Pasan los meses a la velocidad del rayo. Tan lentos las últimas semanas cuando te esperábamos y tan veloces estos primeros a tu lado... Qué le vamos a hacer, dicen que es ley de vida y que a medida que crecéis, mayor es la sensación de que el tiempo pasa volando.En nada, te plantas en tu primer cumpleaños como si nada y ya casi habremos olvidado tus gorgoritos de las primeras noches en casa. Esos ruiditos extraños que nunca supimos bien si se debían a tu rinitis de nacimiento o a que todos los bebés en sus primeros días de vida es normal que hagan. Tu olor al nacer, el que se quedó contigo los primeros días y el que grabé a fuego como un recuerdo precioso, también se diluirá entre esos otros olores a bebé que ayudan a potenciar las cremas hidratantes, la colonia y hasta las babas que sueltas.No se me olvidará, sin embargo, lo que sentí cuando te pusieron encima de mí plagada de vérnix: calor. Estabas muy calentita y en mi cabeza sólo cabía que tenía que arroparte más, que no quería qu…

La mitad del embarazo

Y así, a lo tonto, no me puedo creer que ya hayamos llegado al ecuador de mi segundo embarazo.

Hasta aquí, hemos seguido los patrones del anterior: hacia la semana 13 desaparecieron gradualmente las náuseas y los malestares estomacales, los ascos y las ganas de no tomar más que manzanillas y manzanas a todas horas.

Los mareos, sin embargo, han continuado aunque no muy repetidos. Quizá hayan aparecido por los abrigos, las aglomeraciones en el metro, los viajes mañaneros y las estaciones repletas de gente en el mismo vagón...

Sea como sea, llevo unas semanas que me encuentro como una rosa. Enérgica, alegre, optimista, relajada a veces y todo lo que me permite estarlo el trabajo. Si hasta me veo guapísima a pesar de las redondeces que ya no hay manera de disimular.

En estos días... la eco de las 20 semanas ya nos dirá si tenemos que decidirnos por un nombre de nene o uno de nena.

Aunque en esto la que más claro lo tiene es la peque, que ha decidido por su cuenta y riesgo que si lo que viene es hermano se va a llamar Caillou y si se trata de una hermana, es mejor que se llame Rosi.

Chimpún. Que aquí no hay más que hablar...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

¿Látex o silicona?

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'