Cogerle el gusto a la comida

Imagen
Tenemos toda la equipación para salir airosas en la introducción de la alimentación complementaria de la pequeña: tenemos cuchara de plástico, de un tamaño lo suficientemente pequeño como para que le quepa en la boca y no le haga daño, tenemos plato/cuenco hondo, tenemos trona (la evolutiva de Jané) y tenemos babero...
Ahora bien, ¿Es necesario todo este despliegue para dar de comer a un bebé de seis meses y medio? Está claro que no. Porque hasta para darles de comer fruta, no hace ni falta un triturador: la peque se come el plátano que da gusto: chafado con un tenedor, chupeteándolo con sus encías... También los gajos de naranja y mandarina. 
Pero no, nosotros no somos 100% de baby led weaning...
Sobra decir aquí que come con cuchara, que sólo hemos probado a hacer blw con la fruta y alguna que otra judía verde y que tratamos de variar el menú de cada día con diferentes combinaciones de verduras y pollo, verduras y arroz, arroz con pavo...y verduras... además de la fruta, que altern…

Despedir a una mascota: ¿cómo explicárselo a los niños?

Hace unos días tuvimos la mala suerte de perder a nuestra mascota. Se nos fue después de una corta pero dañina enfermedad en el hígado. Nuestra gatita de ocho años dejó nuestra casa para irse al cielo de las mascotas... Dicho así y dulcificado es como creo que deberemos explicárselo a la peque el próximo día que nos pregunte, porque la pobre, de momento, cree que el animal sigue en el hospital.

De hecho he pensado escribir un pequeño cuento que sirva de relato para que sea más fácil de comprender la pena que sentimos en casa porque nuestra mascota, que siempre teníamos pegada a las piernas, que nos perseguía por toda la casa, que nos demandaba comida a deshoras y que nos regalaba ronroneos cada vez que rozábamos su cabecita, ya no esta con nosotros.

Para nosotros, como adultos, sólo me sale un Descansa en paz... un buen viaje, compañera.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

¿Látex o silicona?