Horror: piojos

Imagen
Creemos que el calendario escolar es también el calendario de los piojos. Pues es falso. La pediculosis (o como se llama técnicamente a los piojos) puede aparecer en cualquier época del año y a nosotros nos tocó en pleno mes de julio, con el calorazo de la ola de calor africano azotando Madrid, la tentación de un chapuzón en la piscina a la mínima gota de sudor y el deseo de ponerse gorra a la primera de cambio.
Llevábamos un par de días notando que la peque se radicaba mucho la cabeza, pero ya el último día, viéndola que tenía hasta desazón, decidimos llevarla al pediatra, convencidos de que lo que le picaba era un nuevo brote de dermatitis y que las cositas blancas de su cuero cabelludo eran las pieles muertas que aparecían por la misma.
Nada más lejos de la realidad: "Esto son liendres", dijo la pediatra.
Y es que, por lo visto, es muy fácil confundir a los huevos de los piojos con granitos de caspa, pero también la mar de sencillo identificar unos de otros. Aquí, alguna…

Escapadas con niños: Sagunto

Aprovechando que en el Puente de Mayo contábamos con un día extra en la Comunidad de Madrid (el día 2 es festivo), nos fuimos a Sagunto.

No conocíamos la provincia y nos llevamos una grata sorpresa, no sólo por lo limpias que están las playas (que no pudimos catar por el mal tiempo que hizo los dos primeros días, todo sea dicho) y la de parques infantiles que hay en cada rincón, sino también por el festival de cultura, historia y gastronomía que nos llevamos de vuelta a casa.

Coincidió que esos días se celebraba la I edición del Festival de Recreaciones Históricas de Sagunto y nos encantó. Más de 150 personas participaron en desfiles, combates de gladiadores y lucha clásica, transportándonos al resto de la 'plebe' que como público en el Teatro nos transportamos a la época romana.

A la peque le encantó. De hecho lleva días diciendo que ella también es gladiadora romana y, con todo su entusiasmo, relató todo lo aprendido al llegar al cole.

Pinchando aquí, podéis leer una crónica que resume muy bien todo lo que vimos.

Para pasear por el pueblo, recomendable ver el Castillo, desde el que se tienen unas vistas impresionantes dada su altitud. También el Museo Histórico y, cómo no, el Teatro Romano (que aunque excesivamente remodelado), permite recrear actuaciones tan bonitas como las que disfrutamos.

También a destacar el Barrio Judío, el Calvario y las playas...

Os dejo unas cuantas imágenes





Comentarios

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest