Cogerle el gusto a la comida

Imagen
Tenemos toda la equipación para salir airosas en la introducción de la alimentación complementaria de la pequeña: tenemos cuchara de plástico, de un tamaño lo suficientemente pequeño como para que le quepa en la boca y no le haga daño, tenemos plato/cuenco hondo, tenemos trona (la evolutiva de Jané) y tenemos babero...
Ahora bien, ¿Es necesario todo este despliegue para dar de comer a un bebé de seis meses y medio? Está claro que no. Porque hasta para darles de comer fruta, no hace ni falta un triturador: la peque se come el plátano que da gusto: chafado con un tenedor, chupeteándolo con sus encías... También los gajos de naranja y mandarina. 
Pero no, nosotros no somos 100% de baby led weaning...
Sobra decir aquí que come con cuchara, que sólo hemos probado a hacer blw con la fruta y alguna que otra judía verde y que tratamos de variar el menú de cada día con diferentes combinaciones de verduras y pollo, verduras y arroz, arroz con pavo...y verduras... además de la fruta, que altern…

Escapadas con niños: Sagunto

Aprovechando que en el Puente de Mayo contábamos con un día extra en la Comunidad de Madrid (el día 2 es festivo), nos fuimos a Sagunto.

No conocíamos la provincia y nos llevamos una grata sorpresa, no sólo por lo limpias que están las playas (que no pudimos catar por el mal tiempo que hizo los dos primeros días, todo sea dicho) y la de parques infantiles que hay en cada rincón, sino también por el festival de cultura, historia y gastronomía que nos llevamos de vuelta a casa.

Coincidió que esos días se celebraba la I edición del Festival de Recreaciones Históricas de Sagunto y nos encantó. Más de 150 personas participaron en desfiles, combates de gladiadores y lucha clásica, transportándonos al resto de la 'plebe' que como público en el Teatro nos transportamos a la época romana.

A la peque le encantó. De hecho lleva días diciendo que ella también es gladiadora romana y, con todo su entusiasmo, relató todo lo aprendido al llegar al cole.

Pinchando aquí, podéis leer una crónica que resume muy bien todo lo que vimos.

Para pasear por el pueblo, recomendable ver el Castillo, desde el que se tienen unas vistas impresionantes dada su altitud. También el Museo Histórico y, cómo no, el Teatro Romano (que aunque excesivamente remodelado), permite recrear actuaciones tan bonitas como las que disfrutamos.

También a destacar el Barrio Judío, el Calvario y las playas...

Os dejo unas cuantas imágenes





Comentarios

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest