Cosas que olvidarás (olvidaremos) de cuando eras bebé

Pasan los meses a la velocidad del rayo. Tan lentos las últimas semanas cuando te esperábamos y tan veloces estos primeros a tu lado... Qué le vamos a hacer, dicen que es ley de vida y que a medida que crecéis, mayor es la sensación de que el tiempo pasa volando.En nada, te plantas en tu primer cumpleaños como si nada y ya casi habremos olvidado tus gorgoritos de las primeras noches en casa. Esos ruiditos extraños que nunca supimos bien si se debían a tu rinitis de nacimiento o a que todos los bebés en sus primeros días de vida es normal que hagan. Tu olor al nacer, el que se quedó contigo los primeros días y el que grabé a fuego como un recuerdo precioso, también se diluirá entre esos otros olores a bebé que ayudan a potenciar las cremas hidratantes, la colonia y hasta las babas que sueltas.No se me olvidará, sin embargo, lo que sentí cuando te pusieron encima de mí plagada de vérnix: calor. Estabas muy calentita y en mi cabeza sólo cabía que tenía que arroparte más, que no quería qu…

Escapadas con niños: Sagunto

Aprovechando que en el Puente de Mayo contábamos con un día extra en la Comunidad de Madrid (el día 2 es festivo), nos fuimos a Sagunto.

No conocíamos la provincia y nos llevamos una grata sorpresa, no sólo por lo limpias que están las playas (que no pudimos catar por el mal tiempo que hizo los dos primeros días, todo sea dicho) y la de parques infantiles que hay en cada rincón, sino también por el festival de cultura, historia y gastronomía que nos llevamos de vuelta a casa.

Coincidió que esos días se celebraba la I edición del Festival de Recreaciones Históricas de Sagunto y nos encantó. Más de 150 personas participaron en desfiles, combates de gladiadores y lucha clásica, transportándonos al resto de la 'plebe' que como público en el Teatro nos transportamos a la época romana.

A la peque le encantó. De hecho lleva días diciendo que ella también es gladiadora romana y, con todo su entusiasmo, relató todo lo aprendido al llegar al cole.

Pinchando aquí, podéis leer una crónica que resume muy bien todo lo que vimos.

Para pasear por el pueblo, recomendable ver el Castillo, desde el que se tienen unas vistas impresionantes dada su altitud. También el Museo Histórico y, cómo no, el Teatro Romano (que aunque excesivamente remodelado), permite recrear actuaciones tan bonitas como las que disfrutamos.

También a destacar el Barrio Judío, el Calvario y las playas...

Os dejo unas cuantas imágenes





Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

¿Látex o silicona?

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'