Horror: piojos

Imagen
Creemos que el calendario escolar es también el calendario de los piojos. Pues es falso. La pediculosis (o como se llama técnicamente a los piojos) puede aparecer en cualquier época del año y a nosotros nos tocó en pleno mes de julio, con el calorazo de la ola de calor africano azotando Madrid, la tentación de un chapuzón en la piscina a la mínima gota de sudor y el deseo de ponerse gorra a la primera de cambio.
Llevábamos un par de días notando que la peque se radicaba mucho la cabeza, pero ya el último día, viéndola que tenía hasta desazón, decidimos llevarla al pediatra, convencidos de que lo que le picaba era un nuevo brote de dermatitis y que las cositas blancas de su cuero cabelludo eran las pieles muertas que aparecían por la misma.
Nada más lejos de la realidad: "Esto son liendres", dijo la pediatra.
Y es que, por lo visto, es muy fácil confundir a los huevos de los piojos con granitos de caspa, pero también la mar de sencillo identificar unos de otros. Aquí, alguna…

Porteando, que es gerundio

Con mi hija mayor ya experimenté qué era llevar encima a la bebé y tener las manos libres. Lo conseguí porteándola. Por aquél entonces lo hacía con una mochila portabebés que me dejaron: la mothercare 4 position, de la que hablé en este post. Ahí contaba cómo estaba siendo mi experiencia llevando a la peque encima y comparando a cómo veía que iba ella también en otra mochila 'colgona' que sólo utilizaba para estar por casa y hacer algunas tareas.

Con mi segunda hija tuve claro desde el principio que portearía igual, que para mí es mucho más cómodo llevarla así que dejarla en el carro incluso cuando vamos a dar pequeños paseos por la calle.
Es más, portear me permite ir a buscar a la mayor al cole y poder darle la mano sin necesidad de estar pidiéndole que se agarre al manillar al cruzar la calle, por ejemplo.

Seguimos viviendo en un cuarto sin ascensor y bajar y subir el carro continúa siendo un  imposible.

Así que en esta ocasión me he decantado por utilizar un fular elástico. Se trata del Boba wrap (el nuestro, de color navy Blue), que es súper cómodo.







Sus características

El fular elástico Boba wrap está realizado en algodón (95%) y spandex (5%) y se presenta en una única talla que hace que sea válido para cualquier porteador. Tiene unas dimensiones aproximadas de 5,5m y puede lavarse en la lavadora en el programa de frío. Además, se puede usar desde el nacimiento.

Ponerlo es sencillo. Y para hacerlo bien, antes de probar, vi varios vídeos en YouTube en los que se explica a la perfección cómo colocar al bebé tras realizar un preanudado básico del fular.

Aunque aún no he probado más posiciones que de cara a mí (aunque podría colocarse al bebé para poder amamantarlo, ladeado...) puedo corroborar que es muy fácil de usar, que nada más colocarla se queda dormidita, que me da seguridad ver cómo sus piernas mantienen la posición de 'ranita' que recomiendan y que es una de las mejores compras que he hecho para mis pequeñas.

¿Y vosotras?, ¿habéis usado algún fular, bandolera o pañuelo para portear?, ¿cuál recomendáis?

Comentarios

Entradas populares de este blog

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'

Nuestro carrito: el NGE Elegance

Nuestra sillita de paseo: MacLaren Quest