Consulta postparto en el endocrino

Como ya ocurrió en mi primer embarazo, en este segundo tuve diabetes gestacional, con lo que los últimos cuatro meses tuve que seguir una dieta y medirme diariamente mis niveles de glucosa. Pasado el embarazo lo normal es que la diabetes (que es gestacional), desaparezca y a eso es a lo que he ido a corroborar a la consulta del endocrino.Tras pesarme y corroborar que estoy en un peso inferior al del inicio del embarazo (como ya me ocurrió en la anterior ocasión y que expliqué en este post ), me ha ido explicando UNO A UNO todos los valores de mi analítica. Mis niveles son absolutamente normales y siguen los parámetros que se consideran normales para un postparto. Las recomendaciones nutricionales pasan por continuar con una dieta saludable, incorporando sí o sí un plato de verduras tanto en la comida como en la cena y una pieza de fruta para el postre. Nada de bebidas edulcoradas, zumos de frutas ni, por supuesto, bollería industrial.Tengo que caminar como una hora diaria y seguir man…

Celebramos el cuarto cumpleaños de la hermana mayor



La semana pasada celebramos el cuarto cumpleaños de la recién estrenada hermana mayor.

Invitamos a los primos y a tres amigas del cole y, a diferencia de las otras celebraciones de cumple de años pasados, en esta ocasión nos hemos decidido por un local de fiestas infantiles. ¿Por qué? Pues simple y llanamente porque el espacio en casa es reducido y somos conscientes de que con el paso de los años cada vez los invitados van a tener menos edad y van a ser más numerosos. Además, miramos la previsión del tiempo y vimos que lo mismo llovía así que, ¿para qué arriesgarnos?

El elegido fue Oceania Park, un nuevo local de fiestas infantiles que han abierto cerca de casa y que nos convenció desde el primer vistazo.

La fiesta fue simple pero muy divertida: parque de bolas para los niños, disfraces, pintacaras, merienda y tarta. Ellos se lo pasaron fenomenal porque pudieron corretear por el local, jugar a encestar, disfrazarse, tirarse y revolcarse por las bolas de la piscina de bolas... y los mayores, tan a gusto tomando nuestro refresco y viendo cómo los pequeños hacían de cabras montesas por toda la habitación.

Y a lo tonto, ya han pasado cuatro años desde que llegó. Cuatro intensos años en los que, sobre todo, hemos aprendido mucho la una de la otra, en la que nos hemos conocido ambas y hemos disfrutado de cada segundo, en los que hemos aprendido que es peor no dormir que no comer, que la paciencia es infinita y que todo tiene el límite que tú le quieras marcar. Cuatro años que, personalmente, me han enseñado a ser mamá, que me han mostrado lo mejor pero también lo peor de mí, que me han hecho ser más fuerte e inquieta y que me han hecho aprender mucho y a valorar los pequeños detalles que antes se me pasaban desapercibidos. Cuatro años que me han llevado de nuevo a la infancia.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nuestro carrito: el NGE Elegance

¿Látex o silicona?

Onicomadesis...otro 'efecto secundario del virus boca-mano-pie'